Category Archives: Libro Obama Latino

Aqui encontrarán fragmentos de los 13 capítulos de Obama Latino.

Aprendiendo de Karl Rove. Capítulo once, Obama Latino.

La oficina de campaña de Bethesda —suburbio del demócrata estado de Maryland— se había transformado en cuartel alterno de Virginia, territorio republicano desde 1968. Era una tarde de septiembre y al menos diez empleados a sueldo (por supuesto entrenados en los campos Obama) y unos ciento cincuenta voluntarios caminaban en los pasillos con los ojos extraviados en listas de potenciales electores. En una mesa cientos de teléfonos celulares cargaban energía, cerca de un cuarto colmado de latas vacías de Coca Cola y cajas de Pizza Hot. El estado crítico de la elección no admitía placeres momentáneos: era impresionante el número de adolescentes (quinceañeros y casi niñas en jeans y camisetas con la leyenda de Obama) que debían estar en el cine y estaban sentados ante decenas de computadoras seleccionando nombres y teléfonos. En una habitación con ventanas a la avenida Wisconsin se apiñaban veintiún hombres y mujeres en un espacio dedicado a la cacería de electores latinos. Gonzalo, un empleado a sueldo, se encargaba de dirigirlas: a cada una le entregaba un listado y un guión. Había jóvenes, una anciana, señoras, hombres maduros y un par de americanos que hablaban español. El más animado de todos era Tomás Silver, un tipo flaco, con el cabello y la barba blanca, que vestía con elegancia. Parecía un vendedor de biblias cuando recitaba por el teléfono su letanía ensayada, con un acento marcadamente argentino.

—Muy buenas noches, desde este lado del teléfono le saluda Tomás Silver, soy un voluntario en la campaña del senador Barack Obama. ¿Puedo hacerle unas preguntas? ¿Sí? Okey: ¿Ha decidido por quién va a votar? ¿Por Obama? ¡Extraordinario! ¡Fenomenal! Gracias por apoyarnos, el país se lo agradecerá. ¿Su apoyo es sólo de tendencia o sólido hacia Obama? Es sólido, entonces debo decirle que esta campaña está basada en voluntarios que dan su tiempo para cambiar al país. ¿Podría ayudarnos en esta loable misión?

Cada persona dedicaba el tiempo que le fuese posible a hacer llamadas a electores previamente seleccionados. Unas dedicaban toda la tarde y otras al menos una hora. Un hombre que estaba a las espaldas de Tomás Silver hizo decenas de llamadas a distintos barrios de Virginia, donde se esperaba una de las cinco batallas más intensas de la elección; tres por ciento de sus electores eran latinos. Muchos vecinos no respondían en sus casas. Seguramente estaban trabajando o en el camino de regreso. Al final de su tarea puso en manos de Gonzalo los resultados de las conversaciones que había sostenido:

Continue reading

Nueva presentación de Obama Latino Febrero 2010

Obama  Latino, biblioteca Vasconcelos, 22 de febrero:

Jorge Castañeda, escritor, ex Canciller:  Se dijo hasta la saciedad que el voto latino era uno de los factores explicativos del triunfo de Barack Obama, pero no se había realizado un esfuerzo por explicar la verdadera hazaña de que un candidato negro obtuviera una cuota elevadísima de un creciente voto latino. Wilbert Torre nos explica como fue que Obama prendió entre los latinos y permite entrever cuáles son las consecuencias políticas que este hecho tendrá en la política de los Estados Unidos en el futuro inmediato.

Leon Krauze, escritor: Es la historia de un milagro y de un peligro, un libro apasionante.

Héctor Raúl Solís, coordinador académico, Universidad de Guadalajara: El talento del autor se acerca a eso que los sociólogos llaman interpretación interna del sentido de la acción humana. El libro es un intento de comprensión del sentido del voto latino, pero va más allá de la elección y remueve procesos de la memoria histórica que están presentes desde que los latinos comenzaron a organizarse desde los años sesenta. Es la crónica de una lección cívica. Héctor Raúl Solís, coordinador académico, Universidad de Guadalajara.

 

Presentación del libro:

    Obama Latino

Lunes  22 de febrero de 2010

5 PM. biblioteca José Vasconcelos.

Una conversación con Wilbert Torre y la periodista Elia Baltazar.

Para más información sobre el libro

Más enlaces

Video de la entrevista de Wilbert Torre con Carmen Aristegui, CNN en español, ene 2010, 1/2

Video de la entrevista de Wilbert Torre con Carmen Aristegui, CNN en español, ene 2010, 2/2

Video de la entrevista de Wilbert Torre con Carlos Loret de Mola, en Televisa, Primero Noticias.

Audio de la entrevista de Wilbert Torre con León Krauze, director de la segunda emisión de W Radio. Hablan del Premio Nobel de la Paz otorgado a Obama en 2009.

Audio de la entrevista con León Krauze: la historia detrás de Obama Latino.

Audio de la entrevista con Mario Campos, director de la primera emisión de Antena Radio, Instituto Mexicano de la Radio. Hablan del contenido del libro.

Reseña “Escribe la hazaña del voto latino” por Norma Saldaña, Reporteras de Guardia, ene 2010.

Nota de prensa: Deshilan tejido social que llevó al triunfo a Obama. Jorge Castañeda, escribe que ese apoyo dejará “enormes consecuencias” en EEUU., Milenio, sep 2009.
“Torre siguió durante 15 meses los pasos del arquitecto de los ejércitos de Obama, un mexico-americano llamado Cuauhtémoc Figueroa, miembro de una familia de activistas de California que participaron en el movimiento del legendario César Chávez, que en 1962 fundó el sindicato de campesinos que boicoteó a la poderosa industria de la uva. (…) En México y otros países de América Latina necesitamos muchos Cuauhtémoc Figueroa dispuestos a despertar a la ciudadanía, afirma Torre.”

Reseña en Etiqueta Negra. En su primer libro, el cronista Wilbert Torre cuenta qué hizo Obama para que la clase social más castigada del país más rico del mundo confiara en él.

Audio de la entrevista con Wilbert Torre en Ponte en medio, Código DF: Wilbert Torre, periodista que estuvo de cerca en la campaña de Barack Obama. Hasta el final del Resumen del 2009.

Audio de la entrevista con Ana María Salazar en Imagen News (en inglés)

Blog de Wilbert Torre

Presentación de Obama Latino en el DF

 

Presentación de libro + Fiesta

para bienvenir el año.

 

                                    Obama Latino

 

¿De qué manera la lucha de unos campesinos mexicanos

ayudó a Obama a lograr una victoria imposible?

Jueves 7 de enero de 2010, de 7 a 9 de la noche.

Bar Saltapatrás, Baja California 248, Condesa, México, DF. (A una calle y media de la estación del metro Chilpancingo)

***

La historia en breve: Obama Latino cuenta la travesía de Cuauhtémoc Figueroa, un mexicoamericano de tercera generación, miembro de una vieja familia de activistas de California, que recibió la misión de organizar al colosal cuerpo de millones de simpatizantes que Obama deseaba que se convirtieran en el motor de su candidatura. Figueroa entrenó y organizó a los ejércitos de Obama utilizando las mismas estrategias de lucha que cuarenta años atrás empleó el legendario César Chávez para levantar en lucha a miles de campesinos en los campos de California.

Opiniones sobre Obama Latino:

Jorge Castañeda, ex canciller, escritor:

Se dijo hasta el cansancio que el voto latino era uno de los factores explicativos del triunfo de Barack Obama, pero no se había realizado un ejercicio para comprender como sucedió. Wilbert Torre narra cómo se realizó la verdadera hazaña de lograr que un candidato negro obtuviera una cuota elevadísima de un creciente voto latino, nos explica cómo y por qué prendió Obama entre los latinos, y permite entrever las enormes consecuencias que ese hecho tendrá en la política de los Estados Unidos en el futuro inmediato.

***

Hector Raúl Solís, coordinador académico de la Universidad de Guadalajara:

El talento del autor se acerca a eso que los sociólogos llaman interpretación interna del sentido de la acción humana. Es un libro que debería ser leído por mercadólogos y estrategas políticos y es la crónica puntual de una lección cívica y de participación ciudadana.

***

Andrés Lajous, politólogo, profesor del CIDE:

Una obra indispensable que transmite cómo los latinos están invadiendo en

el mejor sentido de la idea la política democrática de Estados Unidos.

Obama Latino en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara

 

Presentación del libro

 

                    Obama Latino

¿Podrá gobernar sin nuestro apoyo?

 

Sábado 5 de diciembre,

Feria Internacional del Libro

Guadalajara, Jalisco, México

Una conversación con Wilbert Torre (autor), Leon Krauze y Héctor Raúl Solís Gadea.

Agradecimientos al final del post.

 

Héctor Raúl Solís, coordinador académico de la Universidad de Guadalajara:

Del libro de Wilbert se puede comprender que algo más que un triunfo estuvo en juego en las pasadas elecciones.

Diría que el talento de Wilbert se acerca a eso que los sociólogos llaman interpretación interna del sentido de la acción humana. Es un intento de comprensión del sentido que tuvo el voto latino, pero va más allá de la simple elección y remueve fibras sentimentales, procesos de la memoria histórica que están presentes desde que los latinos comenzaron a organizarse desde los años sesenta.

Lo que hace Wilbert es introducirse en la vida de estos activistas, los Figueroa, que a su vez le relatan a Wilbert los ancestros de ellos y cómo fueron configurándose como un cuerpo y una familia y un clan dedicado a la lucha por los derechos, muy organizados en los sesenta y setenta alrededor de César Chávez, pero al mismo tiempo con vínculos ideológicos con Robert Kennedy y con Martin Luther King, de forma que lo que hace la campaña de Obama es sintetizar o condensar esa experiencia histórica, esa memoria que estaba ahí soterrada esperando que despertase a través de la presencia de un líder como Barack Obama.

Continue reading

Capítulo 13 (Final), Obama Latino, fragmento.

 

El país de los imposibles

 

Los ejércitos de Obama el día de la elección; activistas en barrio latino de Chicago; los periodistas, en el Grant Park de Chicago

 

Dos patrullas dieron la vuelta a toda velocidad y rodearon la escuela Bailey´s, en la ciudad de Little Falls, Virginia. Era sábado y los oficiales que iban a bordo querían cerciorarse de que todo estuviese en orden: les habían informado que unas 500 personas estaban reunidas en el traspatio. En los alrededores, dominicanas mulatas y adolescentes de origen mexicano recorrían el vecindario para recordar a la gente que debía votar por anticipado y pedirle que lo hicera por el senador por Illinois. Sobre una pequeña plataforma, en el patio del colegio, destacaban el torso y la cabeza de George López, un tipo alto, con un tono de piel café con leche y la sonrisa de un niño el día de su cumpleaños. Llevaba meses recorriendo el país convertido en ariete del voto latino. Solo una persona provocaba más revuelo entre los hispanos que Barack Obama: George López. Ese día vestía blue jeans y una camiseta negra con el rostro del candidato iluminado en azul y rojo y la palabra “Progreso” al calce. Era el mexicoamericano más famoso, quizá el único que había trascendido el mainstream de la cultura popular americana en los tiempos recientes con un popular show televisivo que llevaba su nombre. Más que un comediante dotado de un ingenio y una boca-ametralladora que a gran velocidad disparaba chistes y frases en doble sentido, era un paradigma entre los latinos, un líder carismático que arrastraba multitudes. Por esa razón George López formaba parte de una estrategia dirigida a atraer a miles de electores hispanos –y de paso registrarlos como demócratas– por medio de actos a los que asistían dos clases de aliados que recorrían el país pregonando que era hora del cambio: los políticos –figuras como Hillary Clinton y el gobernador Bill Richardson– y artistas como Cynthia Nixon – la Miranda de Sex and the City – y Rosie Pérez, la actriz de origen puertorriqueño que encarnó a la amante de Javier Bardem, el siniestro Romeo de Perdita Durango. Sin duda George López era el más comprometido de todos. Antes de llegar a Little Falls había emprendido un largo recorrido para arengar a miles de latinos en California, Nevada, Nuevo México, Colorado, Texas y Michigan. Se había convertido en un embajador itinerante del país que prometía Barack Obama.

Continue reading

Capítulo 12, Obama Latino, fragmento.

Florida, una guerra latina

 

Temo Figueroa y Obama en la Florida

 

 

Un sábado de octubre cuando la elección estaba “en llamas”, para decirlo en jerga cubana, Patrick Hidalgo, director del voto latino en Florida, reunió a unos setenta voluntarios; casi todos jóvenes y la mayoría de origen hispano. Era mediodía y se enfilaban a tocar puertas a Hialeah, un barrio conservador de Miami habitado por americanos de clase media y varias generaciones de cubanos, cuando de pronto se detuvo y les dijo: “¡alto aquí!” Bañados por un sol furioso pararon en una esquina.

Hidalgo les pidió que desplegaran las mantas con leyendas sobre el cambio y los pendones con el rostro del candidato. “¡Obama-asereeee-Obama!”, gritaban y aplaudían al paso de hombres y mujeres en sus automóviles y vecinos que los observaban con sorpresa. Algunos voluntarios —los americanos que hablaban sólo inglés— no entendían cuál era la razón de armar un alboroto que podía molestar a los vecinos de Hialeah, un vecindario como los imperturbables suburbios americanos que uno encuentra en cualquier ciudad del país: escuadras perfectas circundadas por casas de dos pisos, automóviles impecables y hermosos jardines sin cerca. Los que hablaban castellano, descendientes de puertorriqueños, colombianos, mexicanos y venezolanos lo comprendían porque en los países de sus padres y abuelos la política es una cosa (supuestamente) seria que con frecuencia se transforma en un carnaval en el que las calles son adornadas con fotografías de los candidatos y los mítines se transforman en jolgorios de comida y grupos musicales, una tradición ajena a las costumbres políticas anglosajonas. “Tuvimos que hacer un trato con ellos: primero embullar y después tocar puertas”, recordó Hidalgo. Con paciencia explicaba a los voluntarios lo importante que era para la gente ver a decenas de hispanos ahí, alegres y estoicos bajo el sol. “Les pedía que confiaran en mí y creyeran que estar ahí, con una emoción y una convicción tremenda, tenía un significado especial para la vida de la comunidad.”

Continue reading

Capítulo 11, Obama Latino, fragmento

 

 

Aprendiendo de Karl Rove

Carlos Odio organizadores en 2007 - Copy

activistas de la campaña, recta final de la elección

 

La oficina de campaña de Bethesda —suburbio del demócrata estado de Maryland— se había transformado en cuartel alterno de Virginia, territorio republicano desde 1968. Era una tarde de septiembre y al menos diez empleados a sueldo (por supuesto entrenados en los campos Obama) y unos ciento cincuenta voluntarios caminaban en los pasillos con los ojos extraviados en listas de potenciales electores. En una mesa cientos de teléfonos celulares cargaban energía, cerca de un cuarto colmado de latas vacías de Coca Cola y cajas de Pizza Hot. El estado crítico de la elección no admitía placeres momentáneos: era impresionante el número de adolescentes (quinceañeros y casi niñas en jeans y camisetas con la leyenda de Obama) que debían estar en el cine y estaban sentados ante decenas de computadoras seleccionando nombres y teléfonos. En una habitación con ventanas a la avenida Wisconsin se apiñaban veintiún hombres y mujeres en un espacio dedicado a la cacería de electores latinos. Gonzalo, un empleado a sueldo, se encargaba de dirigirlas: a cada una le entregaba un listado y un guión. Había jóvenes, una anciana, señoras, hombres maduros y un par de americanos que hablaban español. El más animado de todos era Tomás Silver, un tipo flaco, con el cabello y la barba blanca, que vestía con elegancia. Parecía un vendedor de biblias cuando recitaba por el teléfono su letanía ensayada, con un acento marcadamente argentino.

—Muy buenas noches, desde este lado del teléfono le saluda Tomás Silver, soy un voluntario en la campaña del senador Barack Obama. ¿Puedo hacerle unas preguntas? ¿Sí? Okey: ¿Ha decidido por quién va a votar? ¿Por Obama? ¡Extraordinario! ¡Fenomenal! Gracias por apoyarnos, el país se lo agradecerá. ¿Su apoyo es sólo de tendencia o sólido hacia Obama? Es sólido, entonces debo decirle que esta campaña está basada en voluntarios que dan su tiempo para cambiar al país. ¿Podría ayudarnos en esta loable misión?

Continue reading