Historias de la Feria del Libro de Guadalajara

De diarios y periodismo farandulero

En estos días camino horas por las calles de letras de un  planeta llamado la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Vine a presentar mi primer libro, Obama Latino, y me he encontrado con historias, personajes, datos escalofriantes, escenas conmovedoras y noticias muy duras sobre el futuro del diarismo.

Ayer, en una mesa moderada por Rossana Fuentes Berain con chispa y profundidad, Jon Lee Anderson, tal vez el mejor reportero vivo del mundo y Javier Moreno, director del país, hablaban sobre el incierto futuro de los medios de comunicación. Si ambos fuesen doctores, lo que ayer presentaron hubiera sido sin duda un diagnóstico catastrófico sobre el estado de salud y el futuro de los medios de comunicación, atrapados por el torbellino y el vertigo impuestos por la tecnología. Moreno fue más claro que el cielo azul que iluminaba a esa hora el cielo de Guadalajara cuando extendió ahí mismo un certificado de muerte: los diarios de papel están condenados a desaparecer.

Pero eso no es lo importante, aunque la mayoría de los medios lo confunden (tal vez deliberadamente) y lo asumen como lo más importante, y al hacerlo restan importancia a lo que debería ser el principal motivo y la idea esencial de la existencia de los medios: los diarios de papel pueden pasar a la historia y mutar en instrumentos móviles, pero el desafío es que trascienda y permanezca el concepto de los medios de comunicación y los diarios como instrumentos de importancia capital en las democracias. El problema es, en opinión de Jon Lee y de Moreno, que los medios de comunicación padecen hoy una serie de patologías que les impiden cumplir la que debería ser su función primordial de vigilantes y pilares de las democracias en todo el mundo: la velocidad impuesta por la tecnología y el diluvio de informacion que deviene de aquella han hecho que la inmensa mayoría de los diarios y los medios electrónicos del mundo estén habitados por un periodismo farandulero, cuyo inicio ubicó Jon Lee hace algunos años, cuando la Tv americana transmitió en vivo la fuga de OJ Simpson abordo de una camioneta blanca. El otro día, contó Jon, la más importante cadena de TV de EU emitió un braking news para informar que Tiger Woods había estampado su auto contra un árbol. Los cielos estaban copados por helicópteros cuyas cámaras apuntaban a a la casa de Tiger y las cámaras en tierra enfocaban la corteza machacada del árbol. Durante largos minutos, esa fue la noticia más difundida en Estados Unidos y en varias partes del mundo. Los medios de comunicación no jerarquizan información, coincidieron Jon Lee y Moreno. Se imponen la frivolidad y el divertimento sobre lo importante. Cada vez quedan menos resquicios para contar historias, dijo Jon Lee. Son estos, pues, tiempos complejos. El futuro de los medios de comunicación es una gran incógnita.

Advertisements

One thought on “Historias de la Feria del Libro de Guadalajara

  1. HZ

    Es peor que ser pasajero de un vuelo transcontinental y escuchar a la tripulación con el micrófono abierto decir que las turbinas están fallando. O más bien, como una metáfora ingenieril que escuché hace tiempo: tienes que cambiar la llanta de refacción ya!… pero con el automóvil en marcha.
    Saludos Wilbert (Ya otro día comentaré tu libro.)

    Reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s