Metro de NY, tambores, cantantes, sierras metálicas…

 

 

El Metro de Nueva York,

un planeta de músicos y cantantes

Natalia Paruz y su dulce himno metálico.

Natalia Paruz y su dulce himno metálico.

Por Wilbert Torre/El Universal.

NUEVA YORK.- En Nueva York hay de pandillas a pandillas, y existe una que todas las mañanas toma por asalto el metro. Sus miembros traspasan los torniquetes de acero sin ser revisados por la Policía, sin importar que lleven a la espalda equipajes en los que podría caber un fusil. Son cerca de 150 y están distribuidos tácticamente en todas las rutas: es la banda fundada hace dos décadas por los artistas y músicos del metro.

La Gran Manzana es un festival ambulante de artistas que desembarcan todos los días en busca de ganar dólares. Pero hay un grupo privilegiado que cuenta con el aval del gobierno de la ciudad: “Música bajo Nueva York”, formado por guitarristas brasileiros, tamborileros africanos, organistas chinos, violinistas austriacos, acordionistas rusos y una mujer israelí que toca una sierra de metal.

Ser parte de los artistas del metro no es cosa fácil: cada año, la última semana de mayo, un promedio de 200 concursan para ingresar y sólo 24 son elegidos cada primavera.

Hay quienes viajan desde Europa y África sólo para participar en una audición calificada por un jurado de 20 artistas, músicos y profesionales del espectáculo neoyorquino.

La tentación es poderosa: una vez que eres elegido, podrás actuar en el metro toda la vida. Un día de suerte en Times Square, el lugar más deseado por los artistas del metro, un cantante puede ganar 50 dólares en una hora en propinas entregadas por los desenfrenados turistas que visitan Broadway.

“Viajé desde Italia para audicionar. Nací con esta voz y ahora busco un espacio en el metro neoyorquino. Si lo logro, estaré cerca de la cumbre”, cuenta Giusepe Zampone, un tenor alto, de unos 50 años y cabello largo y negro sujeto en una cola de caballo. Zampone audicionó el 19 de mayo pasado en el Vanderbilt Hall de Grand Central Station en la calle 42, en una sala de mármol, granito y candiles de cristal. Cantó “O sole Mio” sin micrófono y fue ovacionado.

Ese día compitieron 70 músicos y grupos de todo el mundo para ganarse un sitio en el metro neoyorquino: un trío de africanos de Ghana, un cuarteto de cantantes country, un grupo de jóvenes del Bronx que crean sonidos al golpear las manos contra sus cuerpos, una pareja china, una bailarina búlgara vestida de odalisca y un negro que canta blues.

Natalia Paruz es una de las artistas más veteranas del metro. Rebasa los 30 años, es pelirroja, delgada y toca un instrumento extraño incluso para los estándares neoyorquinos: una sierra metálica.

Es un instrumento tan poco convencional, que la Policía la multó con 150 dólares: la acusó de portar un arma en potencia.

Paruz ha actuado en el metro durante 10 años consecutivos.

A los 15 años sus padres se mudaron a Nueva York para que ella estudiara danza contemporánea, pero un taxi neoyorquino arruinó sus deseos: la atropelló y la obligó a dejar la danza.

“Después del accidente viajé a Austria y una noche asistí a un concierto de un hombre que tocaba la sierra metálica”, dice Paruz un viernes de junio, mientras toca con su sierra de un acero brillante el Ave María, en la estación Astor Place. “Fue como si Dios me hubiera abierto otra puerta. Quedé enamorada de los sonidos de esta herramienta”.

Al día siguiente, Paruz se compró su primera sierra metálica.

Ahora almacena 17 en su departamento de Astoria, en donde ensaya acompañada por su marido, un compositor, y cinco gatos.

La última la fabricó para ella un amigo en Europa: le rasuró todos los dientes para evitar sospechas de la Policía.

Paruz planea un nuevo viaje a Europa. No sabe si irá su marido, pero no piensa viajar sin la sierra de metal.

Luego, como siempre, regresará a Nueva York. Dice que seguirá tocando en el metro lo que dura el permiso que ganó hace una década: hasta el día que muera.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s