Mexicanos, Obama y la Virgen de Guadalupe.

 

 

¿Los mexicoamericanos

 votarán por Obama?

 

P1130938

Wilbert Torre Enviado

El Universal

Lunes 03 de noviembre de 2008

CHICAGO.— El día de muertos sorprendió a los líderes de la comunidad mexicana tocando puertas de votantes y rezando no sólo por sus abuelos. Algunos se han encomendado a la Virgen de Guadalupe para que mañana los mexicano-estadounidenses salgan a votar por Barack Obama y tienen razones para hacerlo. No quieren ni imaginarse lo que significaría que Obama perdiera en Nevada, Colorado y Nuevo México si los electores de origen mexicano decidieran no votar por él. No es un escenario descabellado si se toma en cuenta que la relación del candidato demócrata con los líderes mexicanos y sus comunidades no ha sido miel sobre hojuelas.

Hay historias viejas y recientes de desencuentros que tocan puntos sensibles, como la construcción del muro en la frontera que fue apoyada por Obama, la forma en la que la campaña del candidato ignoró a las comunidades latinas de los estados con voto demócrata donde se da por descontado su triunfo, y creencias difíciles de superar como la idea compartida por cientos y tal vez miles de electores de origen hispano y mexicano que siguen creyendo que no deben votar por un candidato negro.

Obama trabajó con la comunidad mexicana hace más de dos décadas, cuando era organizador social en los barrios pobres del sur de Chicago, pero la historia reciente ha estado representada por episodios intermitentes de simpatía y rechazo. El candidato demócrata no se acercó realmente a la comunidad mexicano-estadounidense en sus días de senador estatal y tampoco cuando fue electo al Senado de Estados Unidos.

Hay una anécdota que retrata esa historia de encuentros y desencuentros. Días después de que votó en favor de levantar el muro en la frontera, Obama se reunió con los líderes comunitarios mexicanos en Chicago. Lo acompañaba el congresista Luis Gutiérrez y había molestia por el apoyo del senador a esa iniciativa. Varios de los líderes le reclamaron fuerte que hubiera votado en favor del muro.

Carmen Velázquez, una de las asistentes, fue muy crítica de Obama. Cuando la reunión terminó, el senador se acercó a ella. Varios de los líderes que estuvieron presentes recuerdan que el senador le dijo que deseaba hacer un reconocimiento a su tarea y decirle que entendía su lucha en favor de las comunidades mexicanas. La respuesta de ella sorprendió a todos: “No creo que la entienda”, le dijo a Obama, quien extendió el brazo para despedirse. “Tampoco creo que usted merezca estrechar mi mano”, dijo Carmen Velázquez, y se retiró.

Tiempo después, José Luis Gutiérrez, un líder que ha trabajado con grupos latinos casi dos décadas en Chicago, se reunió con Obama y le comentó que deseaba que trabajara con las comunidades mexicanas de manera más cercana. “¿Cuáles comunidades?”, le preguntó Obama con cierta ironía antes de responderle: “No se te olvide que fui organizador comunitario y que sé lo que es trabajar con las comunidades”, recuerda Gutiérrez que le respondió el senador.

Gutiérrez admite que es necesario profesionalizar la forma en la que se trabaja con las comunidades. Lucía un pin de “latinos con Obama” en la solapa de una chaqueta de piel. Junto con otros líderes comunitarios, dedicó estas semanas a tocar puertas y a tratar de convencer a los electores de origen mexicano de votar por el candidato demócrata.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s