Nueva York en llamas

Nueva York, ciudad de mil  incendios

WILBERT TORRE/El Universal

Miércoles 14 de marzo de 2007

 NUEVA YORK.- De día y de noche, en las calles de Manhattan y en los caseríos pobres del Bronx las sirenas de los camiones de bomberos recuerdan a Nueva York que es una ciudad de incendios. En estos días la ciudad llora una de sus últimas conflagraciones: nueve niños y una madre no lograron escapar de una casa en llamas.

Los incendios han formado una huella indeleble en la memoria y en el rostro de la ciudad: es imposible caminar más de 10 calles sin pasar frente a una estación de bomberos, y las banquetas de cualquier distrito y barrio suelen estar flanqueadas por esas escaleras de metal que serpentean sobre las fachadas, listas para ayudar a escapar del fuego.

Los edificios más nuevos no las tienen debajo de sus ventanas o sus terrazas, pero por dentro albergan unas amplias escaleras de emergencia y todos los departamentos deben tener un monitor para detectar humo y monóxido de carbono.

Son los edificios y las casas más viejas de madera las que tienen las escaleras metálicas pendiendo de sus fachadas. Es en esos lugares donde suelen ocurrir los incendios más voraces, como el que enlutó la segunda semana de marzo a un hogar habitado por africanos de Mali.

Quizá el recuerdo más abrumador de que Nueva York es una ciudad donde un incendio puede desatarse en cualquier instante y en cualquier lugar son las inquietantes cifras del Departamento de Bomberos.

Nueva York cuenta con un cuerpo de 11 mil 400 hombres uniformados dedicados a combatir el fuego, más 2 mil 800 médicos y paramédicos y mil voluntarios para responder a las emergencias que se presentan en una ciudad de cinco distritos y 8 millones de habitantes.

La ciudad es famosa por muchas razones, y una de ellas es la cantidad de incendios que suele dispararse en los inviernos más brutales, cuando las familias pobres del Bronx, Queens y Brooklyn se agolpan alrededor de ladrillos, llantas y desperdicios de madera que alimentan fogatas caseras. Otras ahuyentan el frío con calentadores electrónicos tan viejos que con frecuencia se incendian y provocan cortocircuitos.

Uno de los primeros grandes incendios ocurrió en septiembre de 1776, durante los enfrentamientos entre las tropas de EU y el ejército invasor británico. Entonces, Manhattan sólo era una mancha difusa que se concentraba en la parte suroeste de la isla, cerca de donde hoy se alza Wall Street.

En diciembre de 1825 ocurrió lo que se conoce como el “gran incendio”: el fuego comenzó en un edificio de cinco pisos en Merchant Street, ahora llamada Beaver Street, muy cerca de la punta sur de Manhattan, desde donde es posible divisar la estatua de la Libertad. Fue uno de los inviernos más crudos que se recuerde: los bomberos tuvieron que abrir huecos en el East River, convertido en una placa de hielo, para sacar agua y apagar las llamas. Al final, el incendio destruyó más de 700 edificios de Manhattan.

Hoy los incendios siguen consternando a una urbe con fama y apariencia de ciudad dura, que durante esos eventos suele transformarse en una gran concentración humana de solidaridad.

Hace unos días, un calentador eléctrico hizo cortocircuito en una casa del Bronx; una mujer vio morir a sus cinco hijos y un hombre perdió a su esposa y a sus cuatro hijos. Eran familias de inmigrantes de Mali. Después de la tragedia se sucedieron marchas de familias que se unieron para exigir más seguridad en sus hogares. La alcaldía convocó a una reunión urgente para revisar medidas contra incendios y cortocircuitos. Mientras tanto, los neoyorquinos reunieron miles de dólares para ayudar a las familias. Los Yankees de Nueva York corrieron con los gastos funerarios. El lunes, día del funeral, había cientos de flores y osos de peluche en una reja a 20 pasos del lugar incendiado. Enfrente, un afroestadounidense vestido con túnica consolaba a las familias. “Los musulmanes no lloramos, pero hoy no pude contener las lágrimas”, dijo.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s